Sanar para criar con consciencia

Mucho se habla de SANAR, en este artículo quiero compartirte las razones por las que es importante sanar para criar con consciencia, respeto y amor.

¿Qué es eso que debemos Sanar para criar con consciencia?

Todos los seres humanos tienen heridas emocionales, en su mayoría relacionadas con nuestra infancia.

Las heridas emocionales se crean cuando siendo niño percibimos: Abandono, descuido, abuso, rechazo, humillación, Injusticia o traición. Los niños se autoinculpan, no tienen la capacidad de responsabilizar a los adultos de su vida, asumen que algo está mal con ellos, comienzan a sentir temor, culpa y vergüenza, y a pensar: "Actué mal". "Algo está mal dentro de mi" perdiendo seguridad, autoestima y confianza en sí mismos. Si la situación continúa se desarrolla un sentimiento profundo de ira en el niño.

Las heridas emocionales también se generan cuando hay una distancia entre lo que legítimamente necesitamos siendo niños, y lo que obtenemos. Esas necesidades no satisfechas no desaparecen porque una figura de afecto la niegue o no la reconozca. Esas necesidades sin cubrir generan lo que se llama: Vacío emocional o herida primaria.

Es importante regresar al tema de la Percepción, nunca es lo que sucede lo que genera las heridas emocionales, sino lo que percibimos e interpretamos de lo que sucede.

Cuando siendo niños nos permitieron expresar los sentimientos de temor, culpa, vergüenza e ira, y esas emociones son validadas y nombradas por una figura de afecto, el niño comienza sentir que es tenido en cuenta, y se da la sanación de la herida emocional en ese preciso instante.

Si esos sentimientos no se expresan, o no son percibidos por una figura de afecto, el niño los reprime. Esos sentimientos saldrán en etapas posteriores de la vida de forma desbordada, dando lugar a las reacciones emocionales automáticas.

Para protegerse de ese sentimiento de Culpa, temor y vergüenza, el niño construye una máscara para:

  • Enmascarar el dolor y sufrimiento que representa no sentirnos suficientes.
  • Para ganar el afecto, la afirmación y aceptación que no se recibe o percibe de parte de nuestras figuras de afecto.

Los niños y las personas con heridas emocionales buscan ser amados por lo que hacen, no por lo que son. Son personas que sienten un vacío porque trasplantaron parte de su esencia en lo profundo de su alma para protegerse y dejar de sentir esas emociones que inconscientemente reprimió.

¿Qué pasa con nuestras heridas cuando nos convertimos en padres?

Cuando nos convertimos en adultos, y alguna situación nos recuerda eso que siendo niños vivimos o nos hacen conectar con las emociones no procesadas, esas emociones que han estado reprimidas en nuestro cuerpo buscan salida, y si que lo hacen: La rabia, la frustración y el miedo se apoderan de las reacciones. En el fondo nuestro ser adulto, reconoce que la respuesta es exagerada y desproporcionada pero no logra controlarlo.

Las heridas emocionales nos hacen reaccionar de forma explosiva ante ciertos comportamientos de nuestros hijos que nos recuerdan los conflictos de nuestra propia niñez. De forma inconsciente perpetuaremos en nuestros hijos esa herida que tanto nos duele.

Además el vacío emocional, nos hará que seamos incapaces de conectar con las necesidades de nuestros hijos. Llegaremos incluso a negarlas (generando un vacío emocional en nuestros hijos).

Por eso es importante sanar para criar con consciencia.

¿ Cómo empiezo a Sanar mis heridas emocionales para poder criar desde la consciencia y el respeto?

Lo más importante es empezar a tomar consciencia, y reconocer que si bien nuestra infancia fue maravillosa, no todo fue color de rosa.

En lo personal, yo antes de comenzar un proceso de sanación personal consideraba que había tenido una infancia feliz. Bastó una mirada más amplia para darme cuenta que fui etiquetada, juzgada por ser quien era, y que había construido una máscara para encajar y ganarme el cariño de papá y mamá. Comprendí el vacío que sentía en mi vida adulta y descubrí de donde venían esas emociones que se apoderaba de mi y no lograba explicar.

Te voy a mostrar tres pasos poderosos para comenzar a sanar las heridas de nuestra infancia.

Primer paso: Reescribir tu infancia

El proceso de sanación de nuestras heridas de infancia comienza cuando empezamos a narrar nuestra historia desde los ojos y el sentir del niño que fuimos, dejando a un lado el discurso de nuestras figuras de afecto.

Si siendo niño fuiste etiquetada como necio o inquieto, y eso es lo que incluso hoy tu madre nombra de tu infancia. vas a reescribir esa vivencia desde la mirada del niño que fuiste: "Cuando niño era feliz con el movimiento. Amaba saltar, me hacía sentir vivo".

Segundo paso: Nombrar y validar las emociones del niño que fuiste

Haz el ejercicio mental de asumir que eres tu propia madre. Puedes comenzar recordando alguna situación dolorosa y comienzas a nombrar y validar las emociones que ese episodio generó en el niño que fuiste, volviendo al ejemplo del párrafo anterior, puedes decirle a tu niño interior "Entiendo que sientas rabia porque mamá ha dicho que no puedes saltar en los muebles de casa, yo también me enojo cuando no me permiten hacer algo que me hace feliz. Sé que estás pensando que algo está mal contigo, pero sabes? no es así, eres un niño maravilloso que necesita moverse"

Cuando nombramos y validamos las emociones del pasado, liberamos energía y ya no van a necesitar salir de forma descontrolada.

Tercer paso: Reconocer las necesidades no satisfechas

El tercer paso para sanar nuestro vacío emocional, es reconocer cuáles fueron esas necesidades que no fueron satisfechas y tomar consciencia de ello. ¿Qué generó en ti la negación de esa necesidad? ¿Cómo puedes HOY, suplir esa necesidad?

Trata en el aquí y en el ahora de conectar con tus necesidades y atenderlas. Por las mañanas antes de levantarte de la cama pregúntate: ¿Qué necesitas HOY? y lo más importante escúchate.

Es muy probable que el niño del ejemplo que hemos venido trabajando, al convertirse en padre tenga problemas con la necesidad de movimiento de sus hijos, y al verse en una situación en la que su hijo "No se quede quieto" tenga reacciones emocionales fuertes. Ese padre debe tener consciencia de que su necesidad de movimiento no fue satisfecha y por eso hoy le cuesta conectar y satisfacer la necesidad de su hijo, entonces hace un esfuerzo consciente por satisfacer ESA necesidad. Le va a doler hacerlo, pero cuando lo hace SANA su alma infantil.

Nota Importante: El proceso de sanación de las heridas de infancia no es lineal, ni divertido.

Quiero ser clara en que si decides iniciar un proceso de sanación personal, es un camino empinado. Es descubrir verdades que te van a doler. Es enfrentarte con situaciones que tal vez haz olvidado.

Y tal vez te estés preguntando, ¿será que vale la pena?. Y mi respuesta siempre es SI. Sanar te entrega un resultado hermoso: Reconectar con tu esencia, recordar quien eres y poder a criar a tus hijos desde un lugar lleno de consciencia.

Cuando sanas liberas a tus hijos los liberas de las cadenas de TU pasado y liberas energía para criar y para hacer tus sueños realidad.

Si quieres profundizar en el tema del niño interior herido, consulta esta entrada: La niña interior herida - Cómo sanar.

Si quieres iniciar un proceso de sanación personal, tengo un REGALO para ti, únete al Reto Primeros pasos para una crianza consciente. Durante 7 días recibirás información valiosa, reflexiones, ejercicios que te ayudarán en proceso de reconocer lo que se esconde detrás de tus reacciones automáticas con tus hijos. Lo mejor de todo es GRATIS¡! Únete al reto haciendo click AQUÍ.

O si prefieres ir más profundo puedes:

  • Realizar una Mentoría en crianza consciente, es un espacio íntimo y sanador donde pongo todo mi conocimiento y experiencia a tu servicio. Conoce más detalles AQUÍ.
  • Tomar el taller introductorio de Crianza Consciente: Mamás Poniéndole el Alma, es una experiencia ONLINE, que te abrirá las puertas para sanar y crecer de la mano de tus hijos. Conoce más detalles AQUÍ.

Acompaño a mamás a sanar, crecer y trascender de la mano de sus hijos a través de la CRIANZA CON CONSCIENCIA, un concepto que integra ALMA, MENTE, CORAZÓN y CRIANZA.

LuzA Petro Mentora y coach

Todo lo que necesitas para Criar con consciencia

One Comment

  1. Las cinco heridas del alma - 07/28/2020 at 2:23 PM - Reply

    […] Para entender en mayor profundidad la importancia de Sanar para criar, lee este artículo complementario. […]

Leave A Comment

Artículos Relacionados